El día domingo 16 de julio de 2016, se celebró el matrimonio de 107 parejas, fue un acto lleno de amor, fe, entrega, confianza, que acogió a esposos que hace años ya habían compartido sus vida juntos y que ahora se presentaban ante Dios, para pedir de ÉL la bendición para ellos y sus hijos.Muchos medios de comunicación que estuvieron presentes, recalcaron que fue un “acto de fe más significativo de los últimos años”, puesto que los novios – junto a su familia y amigos- llegaron a la Plaza de la Independencia de la ciudad de Quito, con alegría y esperanza de consolidar su unión, con un rotundo SÍ en defensa de la familia tradicional tan atacada en el país y en el mundo entero. Muchos novios manifestaron que querían ser un “ejemplo” para sus hijos y nietos, para que entreguen su vida y su matrimonio a la Misericordia de Dios y a la intercesión de la Virgen María, sellando con la bendición divina todos los años vividos juntos.Monseñor Danilo Echeverría, Obispo Auxiliar de Quito y el encargado de la Pastoral Familiar de Quito presidió la ceremonia. Reiteradamente dijo a los novios y asistentes que “no tengan miedo al amor, a la ternura; no dejen que se oculte el sol sin pedir perdón….Hay que abrir el corazón porque en la FAMILIA se curan las heridas del alma….Que nunca se pierda la esperanza, la FAMILIA es la primera iglesia”. Monseñor Echeverría y ocho sacerdotes, se acercaron a cada una de las parejas y frente a ellos los novios hicieron la lectura de los votos e intercambiaron los anillos, todo esto acompañado de la canción “Oración por las familias”.Una vez terminada la ceremonia en la Catedral Metropolitana, los novios salieron a la explanada para la foto grupal. Luego de esto y escoltados por los Caballeros de la Virgen, los novios se dirigieron al convento de la Concepción, donde les esperaban miembros de la Misión por el Amor de Dios en todo el Mundo, quienes tenían a cargo la ceremonia de Consagración de los Novios y sus familias y la entrega de ramos de novia a los pies de la imagen de Nuestra Señora del Buen Suceso, fue un acto de profunda entrega y confianza, donde los novias dejaron sus esperanzas a los pies de la Santísima Virgen María.Monseñor Danilo Echeverría, realizó la lectura de la oración de consagración y al finalizar les dijo a los novios: “ no les voy a engañar, no es que de aquí en adelante todo será un campo de rosas, eso no pasará, lo que pasará es que desde ahora Ustedes serán más fuertes, porque ahora cuentan en sus familias con la bendición y la presencia del Señor y su santísima Madre María, sean un ejemplo de valor y fe para sus hijos y familias.” La Misión entregó a los novios un kit con escapularios; el folleto del Rosario Orado; un rosario que fue hecho por los miembros de la Misión y que en tanto los hacían, elevaban oraciones para que los nuevos esposos y sus familias, acepten a Jesús y a su Madre María como Dueños y Guías de sus vidas.El acto terminó con un pequeño agasajo que la Curia de Quito ofreció en el Palacio Arzobispal a los esposos y familias.
Pais: 
Ecuador
Deja un comentario

Filtered HTML

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.